El diseño de Dilucup® permite empaquetar los blísteres de una manera que reduce significativamente la huella. Menos volumen equivale a menos espacio de almacenamiento y transporte, lo que resulta en un menor impacto en el medio ambiente.
Los blísteres de las bolsas abiertas deben guardarse en el refrigerador y consumirse en 3 meses. Las bolsas cerradas se pueden almacenar hasta 30 meses a temperatura ambiente.